Permiso Para Participar En Procesos Criminales

Víctimas del abuso domestico, de la agresión sexual, o del acoso muchas veces tienen que aparecer en la corte para testificar contra el instigador del crimen. Por ejemplo, una mujer víctima de abuso puede ser llamada como testigo cuando un fiscal enjuicia a un abusador por haberle pegado, pateado, o atentado de asesinar a la víctima o una víctima de la agresión sexual puede ser llamada como testigo en un juicio de violación sexual. Muchas víctimas tendrán que ausentarse del trabajo para testificar. A lo mejor también tendrán que ausentarse para consultar con el fiscal antes del juicio o para obtener una orden de protección civil en corte.

Requiriéndole a una víctima del abuso domestico, de la agresión sexual, o del acoso que ateste en la corte puede ponerla en una situación muy difícil. Muchas veces víctimas tienen miedo de ser disciplinadas o despedidas en el trabajo por haberse ausentado para presentarse en la corte. Sin embargo, sin el testimonio de la víctima, instigadores de semejantes crimines y abusadores no pueden ser enjuiciados por sus crímenes y la víctima del abuso seguiría viviendo en peligro.

Afortunadamente, bajo las leyes de ciertos estados, las victimes de un crimen (incluyendo víctimas de la violencia domestica o sexual) pueden ausentarse del trabajo para testificar en la corte sin temer repercusiones en el trabajo.